miércoles, 23 de mayo de 2007

SECOND LIFE


ASAMBLEA DIGITAL. Reunión de negocios en Annenburg,
localidad inexistente en el mapa de 40 mil hectáreas de "Second life".

Inspirado por la novela futurista "Snow Crash", es la última revolución de la Web.
Los usuarios crearon una realidad paralela que hasta tiene una moneda propia.
Creado en 2003 por la empresa Linden Labs —e inspirado en la novela cyberpunk Snow Crash de Neal Stephenson, publicada en 1992, que describe un mundo paralelo en Internet— ya tiene más de 10 millones de usuarios registrados. Iniciar una "segunda vida" en este simulacro es una experiencia profundamente extraña y conmovedora. Se crea una versión digital de sí mismo —que se llama avatar— cuya única limitación está dada por la imaginación. Herramientas de diseño dentro del juego mismo permiten que uno modifique su imagen mientras se interactúa en tiempo real con todos los ciudadanos. Y sí, como en un sueño, en Second Life se vuela.
Su novedad radica en que los miles de habitantes que están allí (si hay un allí) son creados y controlados por usuarios reales tanto como sus objetos: edificios, calles, parques, vehículos. Pero lo más sorprendente y novedoso de Second Life es que tiene una economía real. La propiedad es privada. Si yo compro un terreno virtual y construyo una casa o un negocio es mío, y ya nadie me lo puede quitar. La moneda oficial, llamada Linden Dolars, se puede vender y comprar. Su valor fluctúa como cualquier moneda en circulación en la economía mundial (Actualmente el cambio para la compra es 275 Linden por US$ 1). Esta vibrante comunidad virtual aparte de ser un mero pasatiempo ultrasofisticado, también ha captado la atención de artistas y escritores. En agosto la cantante folk Suzanne Vega dio un concierto en vivo en Second Life. El gran novelista satírico Kurt Vonnegut estuvo de paso para dar una entrevista. Más: la banda inglesa pop Duran Duran anunció que en setiembre dará una serie de conciertos allí. Nick Rhodes —el tecladista del grupo— declaró, "Hoy Second Life es el futuro. Ofrece posibilidades infinitas para los artistas."
También ha despertado el interés de instituciones educacionales. Una cátedra de la escuela de leyes de la universidad de Harvard (El centro Berkman) ha instalado un campus virtual dentro de Second Life donde se puede asistir a conferencias sobre Internet y la Sociedad.
¿Esto es un fenómeno pasajero y marginal? ¿O tendrá implicaciones sociales y culturales de profundo y largo impacto?.
No piense en contestar, second life se tornará en vida real cuando el ser humano evolucione hacia el honbre virtual..............
www.clarin.com/diario/2006/09/03/sociedad/s-05415.htm