miércoles, 23 de mayo de 2007

ACIDEZ ESTOMACAL


¿Sientes fuego en tu garganta? La acidez se caracteriza por producir una sensación de ardor muy desagradable. Sus episodios generalmente son después de la cena y sus principales causas son la obesidad, la tensión y una dieta deficiente.
Antes que nada debes tener en cuenta que hay que distinguir entre la acidez y la úlcera estomacal, que es un padecimiento mucho más serio. En la acidez los dolores desaparecen al ingerir alimentos, mientras que en la úlcera aumentan.

He aquí algunos consejos que pueden ayudar:

Evitar ciertos alimentos como café, alcohol, comida muy condimentada, cítricos, cebolla cruda y en general comida grasosa.
Frutas crudas, ensaladas y almendras dulces son alimentos muy recomendables. No obstante, en ciertos casos el estómago está muy lastimado y es necesario empezar comiendo la fruta cocida y poco a poco cambiar a la cruda de acuerdo a cómo el paciente lo vaya tolerando.
Beber agua con las comidas para ayudar a lavar los ácidos estomacales.
Tomar un té de estafiate con jugo de limón y una pizca de bicarbonato.
Evitar recostarse después de comer para que el alimento permanezca en el estómago y no se vaya al esófago.
También es recomendable dormir con una almohada elevada aproximadamente 15 cm.
Poner cataplasmas de lodo sobre todo el vientre y de ser posible colocar una venda alrededor del tronco para que pueda dormir con ella.
También se pueden poner compresas frías en el vientre (una tela mojada en agua fría) después de cada comida para nivelar la temperatura. Las comidas deben ser pequeñas y más frecuentes.

Remedios homeopáticos:
Iris versicolor. Sulphuricum acidum.