domingo, 11 de abril de 2010

LÍDER POLÍTICO


Cómo se construye un líder político - artículo de Daniel Ureña:

Una de las cuestiones habituales que se plantean ante estos fenómenos es si cualquier persona, con un buen equipo de asesores, puede ser catapultada al éxito en política. La respuesta es no.
El liderazgo político requiere de una base, una sustancia y un contenido sólido. Sin fundamento pronto se vendrá abajo. Los asesores pueden, con mayor o menor éxito, potenciar los puntos fuertes y mitigar las debilidades de un político, pero afortunadamente, las ideas y los valores siguen importando.
Por ello, los líderes más exitosos son aquellos que poseen una identidad clara, asentada en valores y en conceptos. Y es que los líderes políticos deben concebir su comunicación como la de cualquier otra marca, si bien siendo conscientes de que en la política entran en juego elementos muchos más complejos que en el ámbito comercial. La marca no es otra cosa que el lugar que un producto, un servicio o un líder, en este caso, ocupa dentro de la mente de la gente.
La política, en la sociedad actual, es una cuestión de percepciones. Por eso, el primer paso para la construcción de un líder político es la definición de su identidad, que no debe falsearse, sino que ha de estar asentada en la realidad.
Este nuevo estilo de liderazgo está estrechamente relacionado con la influencia de los medios de comunicación en la política, especialmente la televisión y, desde hace poco, Internet. La televisión está produciendo la personalización de la política y la generación de historias en torno a ella. Y todo líder necesita una historia.
Por todo ello, los elementos que un líder político a día de hoy necesita son, entre otros, una identidad nítida basada en valores e ideas; un gran dominio de la comunicación oral; un lenguaje adaptado a los medios de comunicación; un proyecto político y, como no, ese elemento innato llamado carisma.

Por suerte toda marca de productos de consumo, siempre pone en el envase la fecha de vencimiento…