martes, 13 de marzo de 2007

MUERTE TAN PRESUROSA ...



La muerte presurosa no para de trabajar
los restos de las calaveras no son fáciles de arrastrar"
a estos versos ojerosos me los llevo a la tumba
para comer tamalitos y bailarnos una rumba"

"Ay pelona desgraciada, cruel será tu penitencia
maldecía una calavera, de la que la muerte no tuvo clemencia.
La última de las calaveras gritaba con dolor
"¡Ay canija! ¡ Ya me llevas! Pero con harto Amor.

La muerte contenta, de la calidad del cargamento
baila, patina, canta y da saltos de contento
"para esta bola de calaveras, muy cruel será el tormento"
al hoyo fueron todas, ingeniosas o sin talento
el epitafio así lo dice: "Yace aquí del ingenio un buen invento".