jueves, 29 de marzo de 2007

EL ONIRICOMICON



C.G.Jung, corrigió a su maestro en varios asuntos. Por ejemplo, criticaba la excesiva importancia que Freud otorgaba a los factores sexuales; su metodología de disociar los sueños de la vida cotidiana o su acusada tendencia a interpretar los sueños según significados simbólicos demasiado amplios e impersonales, olvidándose de que lo verdaderamente importante es el significado de esos símbolos en el contexto existencial del propio soñador. Sin embargo, a pesar de sus diferencias, Jung formuló, partiendo de las tesis de Freud y gracias a una experiencia onírica propia, su teoría del inconsciente colectivo o memoria genética de los pueblos. Dicho inconsciente colectivo, tenia según Jung una importancia decisiva en el comportamiento del hombre. Concluyó que ciertas actitudes del ser humano como la fascinación por una mesa redonda o por la imagen de unos ojos tenían mucho que ver con nuestra mente inconsciente y ancestral. Partiendo de esta teoría, Jung intentó descubrir el significado oculto de muchos símbolos de su época, llegando a conclusiones cuanto menos atrevidas. "Rusia, la República Soviética - afirmó Jung - tiene el símbolo de la estrella roja. Es una estrella de cinco puntas. América tiene la estrella blanca de cinco puntas... En la edad media, durante casi 2000 años, el blanco y el rojo eran pareja; estaban destinados a casarse al final". Hoy en día es un hecho el acercamiento entre Rusia y occidente. ¿Pueden entonces algunos símbolos realmente proporcionar pistas sobre el futuro? Jung creía que sí. El célebre estudioso de los sueños también escribió sobre los arquetipos, siempre muy unidos al concepto de inconsciente colectivo. Para él los arquetipos podían identificarse con los elementos sin relación aparente con la vida del soñador que aparecen constantemente en sueños muy emotivos y repetitivos. "Son arquetipos formas aborígenes innatas heredadas por la mente humana con el mismo significado para todos", escribió Jung. Los arquetipos serían comunes principalmente en grupos humanos con cierta afinidad cultural como los miembros de una nación o de una religión.
Algunos estudiosos señalan que es usual la aparición de ciertos arquetipos en los sueños cuando una persona está pasando por una etapa de transición en su vida (adolescencia, juventud, madurez y vejez).
Werner Kemper en su exhaustivo estudio del yo escribe: "En los mitos y en las sagas hablamos de temas fundamentales idénticos a los de las fábulas y de los grandes sueños; expresados generalmente con símbolos idénticos, lo cual ha conducido a Jung a definir los mitos como los sueños colectivos de la humanidad". En este sentido, el Dr. Cencillo asegura que ha llegado a recopilar las imágenes básicas de todos los mitos de la Tierra en diferentes épocas y culturas, lo que tiene un valor indudable para el estudio de los sueños.En algunas ocasiones los sueños pueden enviarnos mensajes alusivos a nuestro estado de salud.
La Dra. Delaney escribe: "En los sueños en los que usted aparece extremadamente fatigado, pueden estar diciéndole que disminuya su ritmo de trabajo y duerma más. Yo he oído muchos sueños en los cuales el soñador ve o desea hortalizas o frutas frescas, pero se siente decepcionado o enojado por ser incapaz de encontrarlas, o porque en vez de lo deseado le ofrecen patatas y caramelos. Estos sueños se producen a menudo después de un periodo de alimentación insalubre o excesiva por parte del soñador".
Los doctores William Dement y Ed Wolper realizaron un interesante experimento para averiguar si efectivamente los sueños tenían relación con los procesos de nuestro organismo. Se sometió a un grupo de voluntarios a una situación de sed intensa. De los 15 relatos de sueños posteriores, 5 de ellos aludían a bebidas, pero de una forma simbólica o colateral. Por ejemplo, uno de ellos veía en sueños películas de dibujos animados con animales similares a los que aparecían en un anuncio de cerveza. También relacionado con nuestra salud, en este caso mental, son habituales los sueños compensatorios en los que realizamos actividades placenteras o contrarias a las que practicamos habitualmente.
DORMÍ BIEN Y SOÑA MUCHO , ESTARÁS SALUDABLE .......